LAS VARILLAS

El motor del swing es la varilla. Es la parte del palo que más influye en la distancia, dirección, elevación… Es la responsable de una gran parte de las prestaciones del palo.

Le aconsejamos escoger cuidadosamente la varilla, su flexibilidad, su longitud, su equilibrado, etc.
Una misma cabeza, con dos varillas distintas, tiene una respuesta totalmente diferente, lo mismo ocurre con la misma varilla y dos flexibilidades diferentes. También influye mucho que la longitud sea la apropiada al jugador.
  1. CARACTERÍSTICAS A TENER EN CUENTA
  2. LA DUREZA DE LAS VARILLAS
  3. EQUILIBRADO VARILLAS



CARACTERÍSTICAS A TENER EN CUENTA

LA DUREZA DE LAS VARILLAS
Las varillas se fabrican con diferentes flexibilidades para adaptarse a la potencia de cada jugador, que dependiendo de su fuerza y su estilo de swing, utilizará unas u otras, para que se adapten a su velocidad de swing.
¿Cómo determinar la dureza que necesita?
La siguiente tabla puede dar una idea "aproximada" de la dureza apropiada para cada jugador:
Alcance del vuelo de la bola con el DRIVER. FLEX Necesito para alcanzar 100m de distancia de vuelo el hierro
menos de 150m LADY nº4
más de 150m SENIOR nº6
más de 180m REGULAR nº8
más de 210m STIFF PW
más de 240m XSTIFF SW
NOTA: las medidas son en metros de vuelo de bola, sin contar lo que ruede después de tocar el suelo.
La mejor forma de ver cual es la dureza de varilla apropiada para un jugador, es medir la velocidad de swing en el impacto.

¿Cómo trabaja la flexibilidad de la varilla?
Al subir el palo en el backswing hasta lo más alto e iniciar el descenso, la aceleración que producen las manos unido con la resistencia que ofrece la cabeza del palo produce una flexión inicial de la varilla hacia atrás. Al continuar bajando el palo con el swing, la varilla tiende a enderezarse e incluso llega a flexionarse hacia adelante. Este enderezamiento se traduce en un impulso añadido al del swing, que nos ayuda a lanzar la bola más lejos.

EQUILIBRADO VARILLAS

El equilibrado de una varilla consiste en buscar en cada varilla la línea longitudinal que ofrece menos resistencia a la flexión que cualquier otra de la misma varilla, (esta línea suele denominarse SPINE y también NBP, Neutral Bend Point). Localizando esta línea puede ponerse en una posición predeterminada. Otra forma de equilibrar es encontrando la posición en la qué la varilla oscila repetidamente en la misma dirección (FLO, Flat Line Oscillation).

La posición correcta para montar las varillas es la denominada “9 horas”, en dirección al hoyo. Con la cual conseguimos que la varilla al flexionar durante el swing, primero hacia atrás al empezar la bajada, después hacia adelante durante el golpe y alcanzar su posición recta justo antes del impacto, siempre flexione en línea hacia el hoyo. Esto se debe a que ofrece en esta dirección menos resistencia que la que ofrece hacia el resto (lados más rígidos).

En caso de no estar la línea más flexible de la varilla montada hacia el hoyo, puede ocurrir que al ofrecer menos resistencia hacia algún otro lado, ésta flexione durante el swing, abriendo o cerrando la cara del palo. Lo que se agrava si además en cada palo la línea está en diferente dirección.

Al poner todas las varillas de un juego en la misma posición, conseguimos una respuesta homogénea con todos los palos de un juego. Al golpear con todos los hierros tendremos la misma sensación en cuanto a dirección de la bola.

La meta es facilitar repetidamente un vuelo de bola estable.

Al tener un juego de palos con las varillas equilibradas, puede ocurrir que no coincidan los logotipos de la marca del fabricante de la varilla en la misma posición, ya que lo que se busca es homogeneidad en las prestaciones en vez de homogeneidad estética.

Frecuencia de vibración de las varillas - C.P.M

Si sujetamos firmemente una varilla por un extremo y estiramos del otro para que la varilla efectúe un movimiento pendular (oscilación-vibración) y medimos esta vibración en ciclos por minuto nos dará una cifra (CPM). Esta medida tiene relación con la sensación que nos producirá la varilla cuando impacte con la bola, ya que en el momento del impacto la vibración se propaga hasta la mano. Esta sensación es lo que se conoce como “Flex” y se denomina Regular, Stiff, Lady, etc...

La medida por CPM es la forma más exacta de conocer la flexibilidad de una varilla. Ya que al no existir ningún estándar aceptado por los diferentes fabricantes, la flexibilidad de varilla que, por ejemplo, uno de ellos denomina Regular puede no coincidir ni en la denominación ni en la dureza con la de otro fabricante. Por eso, nosotros utilizamos el estándar de la Professional Clubmaker Society de la que somos miembros, para que un juego de hierros montado por nosotros a una flexibilidad determinada, tenga la misma dureza, que cualquier palo que monte otro Clubmaker miembro, en cualquier otro lugar del mundo.

También si medimos el valor de CPM a una cantidad de varillas iguales (de la misma marca, modelo y flexibilidad), observaremos diferencias entre ellas; el emparejamiento por frecuencia de vibración, consiste en buscar las varillas que tienen un valor CPM igual y montar todo el juego de hierros con varillas de las mismas características. De este modo, conseguimos una respuesta homogénea y coherente con todos los palos de un juego. Al golpear con todos los hierros tendremos la misma sensación en cuanto a tacto y control de la bola, muy importante para poder utilizar los efectos conscientemente. La meta es facilitar repetidamente un vuelo de bola controlado.

Los productos de calidad y las modernas técnicas de montaje en los procesos de emparejamiento por frecuencia de vibración, ayudan a lograr el mejor producto posible. El emparejamiento por frecuencia de vibración asegura que todas las varillas del juego de palos tienen el mismo valor de CPM/flex. En GOLFINTELIGENTE nos esforzamos por proporcionar el mejor producto posible a nuestros clientes.